Checa esto

Monday, August 22, 2011

El Factor Okapi

Soy un coleccionista irredento de unas figuritas de animales de la marca Schleich, exactas en sus proporciones, son una delicia para cualquier amante del mundo natural. Los mentados muñequitos adornan los libreros de mi casa y no me canso de enseñarlos a todo aquel que me visita. Recientemente una amiga al pasar por un pasillo de mi casa se detuvo frente a una de las figuras en específico y me preguntó: ¿Es éste un animal prehistórico? Se refería al Okapi, una especie de jirafa con el cuello corto que tiene los cuartos traseros rayados como una cebra. -No, - le dije -es uno de los grandes mamíferos que se han descubierto en tiempos relativamente recientes - A lo que respondió -Jamás había escuchado de él.

El Okapi fue usado como emblema de la desaparecida sociedad de criptozoología pues representaba a esos animales raros y grandes que todavía son susceptibles de ser descubiertos. Apenas en 1990 se cumplieron 100 años de su descubrimiento por parte del explorador belga Henry Morton Stanley quien en su momento se asombró de que los caballos no representaran ninguna sorpresa para los pigmeos, quienes le confesaron que no eran extraños a ese tipo de animales, nada más que el que ellos conocían estaba más bonito. Morton Stanley no paró hasta encontrar el animal del que hablaban. Equipado con un grupo de lugareños que habían estado exhibidos como fenómenos de circo en la Exposición Mundial de París, regresó al Congo para encontrar al extraño caballo. Al fin descubrió al furtivo animal en la intrincada panza de la selva.

Nuestro conocimiento del mundo animal está hecho de películas de Tarzán y de estampitas de albúm. En donde el León es el rey de la selva, por poner un ejemplo y pues es de conocimiento general que el león jamás ha puesto una pata ahí pues es un animal de sábana. Creo que por lo regular el punto de vista del mundo natural está plagado de equivocaciones y de puntos negros. Nadie ha sacado una caricatura de un Okapi, no es un animal que te enseñe una maestra de primaria. En general todos estamos, según, muy preocupados por el medio ambiente y por la extinción de los animales, pero en realidad somos ignorantes de la belleza que nos trata de mostrar la naturaleza. Desconocemos animales como el Okapi y si algún día se extinguiera, pues nadie lo extrañaría porque nadie se enteró que había un animal tan extraño viviendo en nuestro tiempo. Deberiamos ser menos histéricos y por un momento tratar de ser más contemplativos. Digo, a lo a mejor así no tendríamos que preguntar si un animal de nuestro tiempo es un animal prehistórico.

No comments: